50 Aniversario de la muerte de John Coltrane

Estas fechas estamos de celebración, aunque sea triste. Se cumplen los 50 años de la muerte de una de las figuras más influyentes de la historia del Jazz, John Coltrane. Son muchos los eventos que se realizan a nivel global durante esta temporada para recordar el importante legado que nos dejó este fantástico saxofonista.

Los inicios de John Coltrane

Aunque ya llevaba cierto tiempo en la música, no fue hasta el año 1955 cuando comenzó a hacerse conocido. En aquel año pasó a formar parte del quinteto de otro de los grandes pesos pesados del Jazz, Miles Davis. Coltrane solo estuvo dos años en esta formación debido a su adicción a la heroína.

50 Aniversario de la muerte de John Coltrane

Después de recuperarse volvió a la escena jazzística para otro gigante Thelonius Monk. Fue ese mismo año 1957 cuando grabó el que está considerado como primero de sus discos mayores, Blue Train, para la discográfica Blue Note.

Un año más tarde Miles Davis volvió a contar con él en 1958 y un año más tarde fue partícipe del que está considerado como uno de los mejores discos de la historia de este género musical, Kind of Blue, para la discográfica Columbia Records.

Pero no fue el único disco que grabó Coltrane ese año. Grabaría el segundo de sus grandes discos, para Atlantic, Giant Steps, donde hacía gala de todo su dominio con el saxofón, lo que le granjeó una buena acogida por parte del público.

Cómo disfrutar de su música

Es un artísta que ha marcado época. ¿Cuál es la mejor manera de disfrutar de sus canciones?
Mucho se ha discutido sobre la calidad de sonido digital y los clásicos discos en vinilo. Aquí hay un debate sin fin, ya que cada uno tiene sus preferencias. Para mi, no hay nada mejor que disfrutar de las imperfecciones del vinilo.

Y para eso no necesitamos un reproductor vintage. Hay tocadiscos de vinilo modernos, que reproducen la música con ese estilo inconfundible y al mismo tiempo nos dan las funciones y rendimiento de los aparatos modernos.

Ya sea que elijas un reproductor u otro no olvides lo importante: dejarte llevar por el talento musical de John Coltrane.

Coltrane y su afán por experimentar con la música

El éxito que fue cosechando con el paso del tiempo hizo que en 1961 firmase contrato con el sello Impulse! Aquello hizo que se permitiera la licencia de explorar más en las músicas de mundo y adaptarlas a su estilo. Muestra de ello fue su interés por la música hindú y por lo que por aquel entonces se conoció como free jazz.

Sus experimentos con el Jazz no quedaron en eso. Entre los años 1962 y 1966, formó parte de un cuarteto compuesto por McCoy Tyner al piano, Elvin Jones a la batería y Jimmy Garrison al bajo. No dudaron en explorar diferentes estilos e incluso se dejaron empapar por la espiritualidad para crear la suite A Love Supreme, en 1964, convirtiéndose en un fantástico trabajo.

Las ganas de explorar de Coltrane le llevaron a probar en lo que se conocía como Jazz de vanguardia, estilo que contaba con exponentes de la talla de Albert Ayler y Ornette Coleman entre muchos otros. Con su cuarteto grabaron Ascension en 1965, disco para el que contó con Pharoah Sanders, otro saxofonista que le acompañaría durante sus últimos años.

Otra recaída en las drogas

Coltrane volvió a coquetear con la droga, en este caso el LSD, lo que hizo que fuera el desencadenante de la disolución del cuarteto que tantos éxitos había cosechado. A partir de este momento llegó la controversia a su música, formando un cuarteto junto a Alice Coltrane, su segunda esposa, que hacía de pianista, también se unió Pharoah Sanders como segundo saxo y Rashied Ali a la batería.

Lo que más llamó la atención y dejó patente que Coltrane era un auténtico talento, eran las piezas que tocaban. Algunas podían llegar a durar más de una hora y él podía llegar a marcarse solos de más de 15 minutos.

John Coltrane siguió avanzando en la música, así como el cáncer de hígado que padecía. Si no hubiera sido por esa enfermedad, seguro que hoy en día no estaríamos de aniversario de su muerte y posiblemente podría estar vivo, con 97 años. Sea como sea, es y seguirá siendo una leyenda del Jazz.