Billy Taylor

Su historia y música

La historia de Billy Taylor

Pianista, compositor, profesor, conferenciante, personalidad de televisión y radio, artista... Billy Taylor es todo esto.

Durante más de seis décadas, el compromiso entusiasta y profundo de Billy Taylor en hacer del jazz una parte importante de la corriente musical estadounidense ha sido recompensado con el reconocimiento y la aclamación de sus compañeros, críticos, educadores, estudiantes, entusiastas y hasta cinco presidentes.

La historia de Billy Taylor

Billy Taylor nació en Greenville, Carolina del Norte el 24 de julio de 1921. Su padre era dentista y su madre maestra de escuela. Desde bien niño animaron la creatividad de su hijo. Después de que la familia se trasladara a Washington, él comenzó a estudiar música. Billy experimentó con la batería, la guitarra y el saxofón pero pronto se concentró en aprender a tocar el piano.

Las grandes bandas proporcionaron gran parte del contacto con la música en la vida de Billys durante su adolescencia. Había música a su alrededor: en la radio, en las fiestas y en el teatro. Desde jóven se convirtió en un entusiasta y acudía de forma regular a las sesiones en el teatro local.

El teatro tuvo un impacto importante en el joven Billy, le mostró todo el esplendor de la música Jazz. Mientras el jazz se expandía y nuevos artistas llegaban a la vanguardia, en el teatro Howard Billy escuchó transmisiones en vivo de la radio y grupos de música tocando en directo. Esto resultó vital para mostrar los grandes talentos negros del Jazz a Billy Taylor.

Al mismo tiempo, Billy se enfocaba en completar sus estudios, destacando sus aptitudes en música. Los completó en el año 1942.

Tras un par de años extras de practica y estudios, Billy Taylor llegó a Nueva York en 1944. El primer viernes noche se dirigió al Minton's Playhouse en Harlem. El club era el escenario de la jam session más comentada de la ciudad. Cuando Billy tocó el piano esa noche en Mintons, el destino intervino. Uno de sus ídolos, Ben Webster, estaba junto al piano mientras Billy tocaba.

Ben invitó a Billy a la audición para su grupo en el Three Deuces y dos días más tarde, el joven pianista comenzó su carrera profesional con el cuarteto de Webster, que también incluía al batería Big Sid Catlett y el bajista Charlie Drayton. El joven pronto se convirtió en el protegido de Tatums.

Cuando Dizzy Gillespie tocó por primera vez en la calle 52, con una banda que contó con Don Byas, Max Roach y Oscar Pettiford, no tenía un pianista. Así que aunque Billy estaba trabajando en otro concierto al otro lado de la calle, también se sentó a tocar con Dizzy en un descanso.

A medida que se corría la voz sobre el talente de Billy con el piano, comenzó a trabajar de forma contínua. Lo hizo con el grupo afrocubano de Machito, Eddie South, Coleman Hawkins, Wilbur de París, Roy Eldridge y Jo Jones.

Tocó en la banda "Blue Holiday" con Ethel Waters, Mary Lou Williams y los bailarines de Katherine Dunham, y después como solista de piano en la orquesta del All-star de Don Redman, la primera banda americana en viajar Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

A su regreso, trabajó como telonero de Billie Holiday en "Holiday on Broadway", en un duo al piano con Bob Wyatt.

Tras reemplazar a Errol Garner en "Slam Stewart Trio", tocó en el Café Society Uptown and Downtown y en el resturante The Iceland con Artie Shaw. Durante esa época, entre finales de los 40 y los 50, Billy comenzó a tocar como solista en varios locales: el teatro Earle en Filadelfia, el teatro real en Baltimor y el Apollo de Nueva York.

En 1949 recibió una llamada para sustituir a Al Haig en Charlie Parker and Strings. Esto marcó el inicio de sus dos años como pianista en la legendaria banda de jazz.

Billy comenzó a grabar con su propio grupo durante los años 50 para las discográficasPrestige, Riverside, ABC Paramount, Impulse !, Sesac, Mercury y Capitol Records. También grabó discos con Quincy Jones, Sy Oliver, Mundell Lowe, Neal Hefti, Eddie Lockjaw Davis, Sonny Stitt, Lucky Thompson, Coleman Hawkins y Dinah Washington. Poco más tarde fundó su propio sello musical:Duane Music, Inc.

Tras estar plenamente establecido como un músico importante, Billy comenzó a escribir sobre jazz y dar conferencias y charlas a los profesores de música interesados en la enseñanza de jazz. Comprobó por si mismo la grave falta de recursos y financiación para las carreras de arte y humanidades. Decidió centrarse en la radio y televisión, para ganar visibilidad y ganar público para estos estilos de música. Ayudó a que muchos artístas de jazz poco conocidos llegaran a las emisoras locales y nacionales. Incluso a que varios programas se grabasen en clubs nocturnos y salas de baile.

En 1958 fué presentado director musical de la primera serie de televisión sobre el mundo del jazz: The subject is Jazzz/em>. Se emitió los sábados por la tarde en la NBC. Este programa fué un importante trampolín para músicos como Eddie Safranski, Doc Severinsen, Tony Scott, Jimmy Cleveland, Mundell Lowe, Earl May, Eddie Safranski, Ed Thigpen y Osie Johnson

Billy recuerda una charla durante una comida con Copeland: "Hablabamos sobre improvisación y nos preguntaba si alguna vez tocábamos música sin melodía o ritmo predeterminado y cómo le gustaría oírlo en vivo. Así que lo hicimos en el programa, tocando lo que sin duda era la música menos conocida en aquel momento en televisión".

Durante los 60 continuó trabajando de forma regular con su trio y partició a diario en el show de radio de la WLIB. Todo eso al mismo tiempo que aparecía como invitado en programas de TV y seguía grabando para Capital Redors.

Su éxito en la WLIB le llevó a otra radio más famosa en Nueva York. La WNEW. Allí comenzó a tocar jazz para una audiencia más variada. En 1964 fundó Jazzmobile junto a Daphne Arnstein. Una organización que promovía conciertos al aire libre, en épocas de verano. Además de llevar charlas y clases a colegios públicos. Todo ello para acercar el amor por el jazz a los más jóvenes.